Oficinas de Turismo Bandera Azul Alojamientos Para comer Teléfonos de interés Guías turísticas En imágenes

Semana Santa


La Semana Santa de Cangas constituye una celebración de solemne renombre en toda la provincia, siendo una de las más importantes de toda la comunidad.

De su antigüedad, habría que decir que es una celebración históricamente consolidada en nuestra villa, de gran arraigo popular y carácter participativo, datando la Cofradía de la Virgen de los Dolores y de la Soledad, la del Stmo. Cristo del Consuelo y la de la Compasión del siglo XVIII.

La vistosidad de sus procesiones, el recogimiento de los fieles y las artísticas imágenes, hacen de nuestra Semana Santa una manifestación del vivir de una villa marinera que a lo largo de su historia fue enriqueciendo una manera de sentir su devoción religiosa, con sensibilidad y buen gusto.

Viernes de Pasión

Es el comienzo de la Semana Santa en Cangas, de gran arraigo en la villa hasta el punto de considerarse festivo local. Comienza con una misa mayor y culminan los actos litúrgicos con una magna procesión de la Virgen, en un artístico trono bajo palio.

Domingo de Ramos

Día en el que la gente de la villa se congrega en los Xardíns de Félix Soage, para recibir la bendición de las palmas y desde donde, posteriormente, parte la procesión hacia el templo, con la imagen de Jesús montado en la burra, figura que disfruta de gran cariño entre los fieles, sobre de todo entre los de menor edad.

Miércoles Santo

Este día sale desde el templo la «Procesión de la Soledad de María», con la imagen de la Soledad acompañada por mujeres de la villa y tambores cofrades, en un recorrido por el casco viejo,realizando una parada en la Plaza de la Señal, donde tiene lugar una ofrenda a la Virgen.

Jueves Santo

Por la tarde, presidida por la valiosísima cruz procesional de plata y oro, sale la «Procesión de la Santa Cena», en la que destacan pasos como el de la «Santa Cena»,obra del célebre Ignacio Cerviño;«La Oración del Huerto» o «La Flagelación», hermoso conjunto de tres imágenes. Cerrando la procesión, el trono de la Virgen de los Dolores bajo palio.

Viernes Santo

El día cumbre de la Semana Santa comienza con la procesión matutina conocida como «La Negación de San Pedro». El más notable de esta procesión es que busca comprometer a la juventud con la Semana Santa, y así la imagen de San Pedro va acompañada, principalmente, por gente nueva y tambores cofrades.

Posteriormente la «Procesión del Santo Encuentro», integra varios pasos que simulan el Calvario de Cristo. Las imágenes articuladas de San Juan, La Verónica, junto con las tres Marías y la Santísima Virgen de los Dolores, van apareciendo de las diferentes calles del casco viejo para encontrarse en la plaza de la Constitución con el paso del Nazareno, que va acompañado del Cirineo y de verdugos romanos, al tiempo que el predicador va relatando los pasajes históricos junto con las tres caídas representadas por la imagen del Nazareno.

Por la tarde, ya en el templo, tiene lugar el «Descendimiento», en el que la impresionante imagen articulada del Cristo es «desclavada» y depositada en una urna de cristal a los piés de la Virgen de los Dolores, a quien acompaña San Juan. El acto se convierte en una escena de emotivo realismo. Por la noche, se celebra la procesión del «Santo Entierro». Las imágenes de San Juan, las Piadosas Mujeres, el impresionante Jesús Crucificado, el paso de la Piedad, la urna con el Cristo yacente y el hermoso trono de la Virgen de la Soledad cierran esta procesión.

El punto y final al Viernes Santo lo ponen la «Procesión del Silencio», siempre celebrada a las doce de la noche de este solemne día, en la que el Cristo del Consuelo es acompañado en completa devoción y silencio, llevando cómo única iluminación las velas de los fieles y de las imágenes. Solamente van los tambores marcando el paso y las prietas filas de cofrades, vestidos con sus anónimos uniformes, en este caso con la peculiaridad de llevar el capirote caído.

Sábado de Gloria

El Sábado Santo es el día de la Sepultura de Jesús, el día de espera litúrgica y silenciosa junto al sepulcro. El templo parroquial se prepara para el velatorio con el altar desnudo y las luces apagadas. Las imágenes de la Santísima Virgen de los Dolores, junto con San Juan, María Magdalena, Verónica y las Piadosas Mujeres velan a Jesús. Se respira un ambiente de fervorosa espera llena de paz y cargada de esperanza.

Domingo de Pascua

El domingo de Pascua es un día de alegría entre los fieles,por la celebración de la resurrección de Cristo, que se escenifica en Cangas con la «Procesión de Cristo Resucitado». Esta trata de ser una representación más fiel del texto que narran los evangelios y parte de la Casa de las Novenas en lugar de la excolexiata como el resto de imágenes, para, tras su recorrido por el pueblo, finalizar en el mismo punto, con tirada de bombas y suelta de palomas.

Cofradías

Hermandad de la Virgen de las Dolores y de la Soledad

La Venerable Hermandad de la Stma. Virgen de los Dolores fue fundada en el año 1748, la instancias del prior de la Colegiata de Cangas, Don Ramón Tabarés Saavedra, que encomienda al R.P. Juan de Cenzano, de la Compañía de Jesús del Colegio de Pontevedra, su constitución.

Esta cofradía, llamada también de la «Boa Morte», absorbe en su día a la ya existente «de la Soledad», con todos sus bienes y caudales, y disfruta de indulgencias plenarias dadas por los papas Clemente XI, Inocencio XI y Benedictino XIII. En la actualidad, la Hermandad de la Virgen de los Dolores y de la Soledad, cuenta con más de dos mil hermanos y constituye su festividad, el Viernes de Pasión, uno de los mayores acontecimientos litúrgicos de la parroquia.

Su imagen titular, la Virgen de los Dolores, es una hermosa talla de las llamadas de «vestir» y fecha de 1805. Cuando fue y Desamortización de Álvarez Mendizábal, las rentas de esta congregación, fueron destinadas al sostenimiento de la única escuela de niños que tenía la villa y la imagen fue alojada en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento hasta el año 1919, en el que fue guardada en una casa particular, desde donde en piadosa rogativa, es llevada todos los años al templo para la celebración del solemne Setenario en su honra. También es propiedad de esta cofradía, la Virgen de la Soledad, imagen de gran hermosura que data del siglo XVII y el precioso Cristo de Minerva, maravillosa escultura realizada en madera de boj y de autor anónimo.

Asociación del Santísimo Cristo del Consuelo

La invasión de piratas turcos y argelinos, en aquel triste día del 9 de diciembre de 1617, en que fue arrasado y quemado el templo parroquial con sus archivos e imágenes, a excepción del Cristo «que no quiso arder», nos dejaron sin datos suficientes sobre la antigüedad de esta cofradía, que se cree es muy anterior su fundación. Tenemos alguna referencia del año 1607, en la que se denomina Cofradía de la Fabricación del Santo Nombre de Jesús, puesto que la fábrica de la iglesia apenas tenía rentas y era esta cofradía a que provenía todo el necesario.

Es el 27 de abril de 1865, después de ciento cincuenta años de silencio e inactividad, cuando se constituye formalmente la Cofradía del Bo Xesús o Sto. Cristo del Consuelo, que perdura hasta los años cincuenta, en el que por desavenencias entre la junta directiva y el entonces cura párroco, es disuelta. En el cordero 1990 se promueve de nuevo la constitución de la actual asociación.

Su imagen titular es el Cristo del Consuelo, patrón de la villa de Cangas. ES una talla de Jesús crucificado, de magnífica realización y obra del escultor de Santa Cristina de Cobres, Xoán Pintos, en el año 1769. Los cultos en su honra se celebraban antiguamente en el triduo del carnaval, pero después de la re-fundación en el año 1865, se traslada su festividad al último domingo de agosto, con misa de exaltación de la Cruz, y saliendo en solemne procesión, luciendo un valioso dosel bordado en oro y pedrería.  En la Semana Santa, la impresionante imagen del Cristo del Consuelo, sale también el Viernes Santo por la noche, pero esta vez sin dosel, resaltando así la figura del Crucificado, en un paso que inspira gran recogimiento y admiración.

Cofradía de la Misericordia

La Cofradía de la Misericordia fue fundada por el Gremio de Mareantes de la villa de Cangas en el año 1709. Su fin era atender las necesidades espirituales de los trabajadores del mar. La imagen titular de esta muy antigua cofradía es la de San José, abogado de la Buena Muerte, y la de su patrona por excelencia, la Virgen del Carme.

Dado el lógico arraigo de esta cofradía en un pueblo marinero como Cangas, la cofradía tiene en el gremio del mar un interesante impulsor. Es la finales del siglo pasado cuando, la cofradía de la Misericordia encarga al maestro Cerviño, autor del conocido «Crucero do Hío», una importante labor. Esta fue que, con un equipo de carpinteros y ebanistas voluntarios, renovaran las imágenes que hasta la fecha salían procesionalmente en la Semana Santa. Sería muy extenso describir aquí, la cantidad de episodios y anécdotas que se dieron en aquel taller-escuela improvisado para uno solo fin, la Semana Santa articulada de Cangas.

Se realizaron las siguiente tallas: «La Mesa de los Apóstoles»; el paso articulado «De las Caídas» o del Nazareno, con el Cireneo y el centurión romano (Jesús cae y se levanta tres veces y al centurión se le mueven los ojos);«Las Marías» y« San Juan»;«La Verónica» y «La Magdalena». Pero la que más destaca es su obra cumbre,«El Cristo del Descendimiento», articulado también y verdadero estudio anatómico de la figura humana. Todas estas hermosas imágenes, fruto del genio de un autodidacta y del sentir de un pueblo, hacen que la Cofradía de la Misericordia, sea la que a lo largo de los años ha contribuido más al realce de nuestra Semana Santa.

Agrupación de San Pedro

Fue fundada en el 2003 por entusiastas de la villa de Cangas que quisieron sacar en procesión la figura de San Pedro, imagen titular de la misma. Esta imagen de estilo barroco es una de las más representativas con las que cuenta la excolexiata de Santiago de Cangas. Va acompañada en la madrugada del Jueves al Viernes Santo por las calles de la villa. Grupos de jueves, en su mayoría, acompañan con velas y antorchas a imagen del Santo, que se desplaza bajo el sonido del retumbar de los tambores. Se trata del prólogo del Viernes Santo, iniciado con la celebración del Santo Encuentro.

Hermandad del Cristo resucitado

La más reciente de todas las cofradías, está formada por un grupo de amigos que, asesorados por el párroco D. Eduardo Mallo Regueiro, deciden unirse para llenar el vacío existente en los actos de celebración del Domingo de Pascua.

Se constituye el domingo 20 de abril de 2014 y su imagen titular, que  procesiona por vez primera el 8 de abril de 2015,  es la del Cristo Resucitado, realizada por el escultor D. Jorge Luis Villalba Terán.  La imagen representa a Cristo Triunfante sobre la  muerte, en actitud de bendecir a los fieles con su  mano derecha, y portando una cruz en su mano izquierda.